Los Habsburgo y el coleccionismo de tapices en el siglo XVI

Miguel Ángel Zalama participa con la ponencia “Primacía de los tapices entre las artes figurativas en España en los siglos XV y XVI”, en la segunda parte del IX Seminario Internacional de Historia, organizado por la Fundación Carlos de Amberes, en Gante (Bélgica). La primera parte tuvo lugar en Madrid, entre los días 10 y 12 de diciembre de 2008.

Este seminario con doble sede (Madrid, 10-12 de diciembre de 2008 y Gante, 4-6 de Febrero de 2009) y la exposición «Tapices flamencos para los duques de Borgoña, el emperador Carlos V y el rey Felipe II», que se ofrece en la Kunsthal-Abadía de San Pedro de Gante (20 de Noviembre de 2008 a 29 de Marzo de 2009) pretenden ser un jalón más en la moderna recuperación historiográfica y cultural del arte de la tapicería. La existencia en España de algunos de los mejores conjuntos de tapices renacentistas de toda Europa y de un abundante patrimonio de este género, se debe a varios hechos bien conocidos. Las relaciones comerciales de Castilla con Flandes experimentaron un auge extraordinario desde fines del siglo XV y se prolongaron durante todo el XVI favorecidas por el entronque dinástico entre los Trastámara hispánicos y los Habsburgo emparentados con los Duques de Borgoña. La sucesión en el emperador Carlos propició el surgimiento de un coleccionismo típicamente habsbúrgico, que se prolongará durante el reinado de Felipe II, y en el que tuvieron un especial protagonismo figuras como Isabel la Católica, Juana de Castilla, Margarita de Austria, Catalina de Austria, María de Hungría o Juana de Austria. También se abordarán en este sentido las relaciones dinásticas y cortesanas de los Habsburgo con otras cortes europeas (Francia, Austria, Italia, Portugal…)

Desde el punto de vista estilístico, se analizará la evolución del tapiz flamenco desde las soluciones «góticas» del siglo XV, a la introducción de otros modos más modernos en la obra de Van Orley o Pedro de Campaña, y a la gran revolución de mediados de siglo que se produjo en Flandes con figuras como Jan Vermeyen. Se conforma así todo un ciclo completo, probablemente el de mayor calidad artística, de la historia de la tapicería (el tapiz del Renacimiento en Flandes), estructurando su discurso desde un doble punto de vista, el de su coleccionismo y el de su función.

Más información aquí.

Esta entrada fue publicada en Actividades, Congresos. Guarda el enlace permanente.